Arranca la octava edición del Festival Educacine

Ya se ha dado el pistoletazo de salida a la octava edición de Educacine, Festival de Cine Educativo de Madrid, que  se celebrará hasta el 17 de diciembre.

primer coloquioAmbiente estudiantil en los madrileños cines Conde Duque, sede del Festival, donde a primera hora de la mañana se proyectaba la cinta iraní Hijos del sol, de Majid Majidi, que tiene como protagonista a Ali, un chico de doce años desfavorecido, tentado por un mafiosillo local para que se matricule en un colegio con la única intención de cavar un túnel en el sótano y acceder así a un lugar en donde hay un tesoro oculto.

Tras el film, mantuvieron un coloquio con los asistentes Jesús Morales, empresario con estechos lazos con Irán, y Pablo de Santiago, crítico de Decine21. “Las películas iraníes son como poesías, como un trozo de la vida con sus respectivas luchas, que no pretenden resolver un problema sino visibilizar la realidad, explicaba Morales. “Pese a la mala situación de Irán con la droga, la juventud se ha rebelado y lucha por unos valores”. Por su parte, De Santiago recordaba que mantuvo una entrevista con el realizador. “El director me trasladó que los protagonistas de la película no son actores, son chavales de la calle, que están tan acostumbrados al engaño que no se creían que iban a rodar de verdad”, ha explicado. “Es una película agridulce, pero no fatalista; el protagonista consigue salir adelante, demostrando la fuerza de la juventud para resurgir de las tempestades; nos anima a luchar con ahínco por nuestros sueños”.

ruben bas

A las 12 comenzaba la proyección del segundo film del día, la estadounidense La familia que tú eliges, de los debutantes Tyler Nilson y Michael Schwartz, protagonizada por  Shia LaBeoufDakota Johnson, y el actor con síndrome de Down Zack Gottsagen. La han comentado Rubén Bas, coordinador laboral de la fundación Talita Madrid, y Juan Luis Sánchez, de Decine21. “La película refleja lo que procuramos hacer en nuestro día a día, integrar a los jóvenes con Síndrome de Down en un mundo del que quieren formar parte”, ha explicado Bas. “Hay que normalizar y, sobre todo, preguntar a la persona con Síndrome de Down por lo que quiere y necesita; esta clave la refleja muy bien la película. La película refleja la importancia de crear grupo y tener vivencias divertidas, algo más difícil para las personas con discapacidad”. Por su parte, Sánchez ha puesto de manifiesto que el film muestra a las personas con síndrome de Down con normalidad. “Ayuda a quienes no conozcan a personas como el protagonista a darse cuenta de que no está tan alejado de nosotros como se podría pensar por desconocimiento”.